InicioNOVEDADES“Siempre supe que iba a ser chofer profesional”

“Siempre supe que iba a ser chofer profesional”

Referente de las conductoras de camiones en Argentina, Andrea “La Negra” Paredes, hoy instructora de Volvo Trucks, revela su pasión por este trabajo.

Por Patricia Osuna Gutiérrez

Muy segura de qué quería hacer desde bien joven, Andrea “La Negra” Paredes es hoy una de las choferes profesionales de camiones más reconocidas de la Argentina. Pero no sólo por su conocimiento técnico en conducción, sino también por su calidez como persona y su elevado profesionalismo, visible cuando transmite sus conocimientos. Es que “La Negra”, como todos le dicen, es hoy instructora oficial de Volvo Trucks Argentina y ya ha generado capacitaciones para más de 7.000 choferes de la marca sueca. Siempre supe que iba a ser chofer profesional, admitió Paredes en una entrevista exclusiva con TruckMagazine.com.ar, en la que también repasó sus inicios y sus metas en esta profesión.

– ¿Cuándo supiste que querías ser chofer profesional de camiones?
– Desde siempre. Yo veía a mi papá, Adolfo “El Negro” Paredes, en el camión y me gustaba. Soy hija de camionero y crecí en ese espacio
. Él inculcó mi pasión por este oficio. A los 14 años comencé a acompañarlo como cebadora oficial de mate, cuando trabajaba en la empresa de la familia Di Palma, transportando los autos de carrera. Ahí aprendí todo, hasta los 21 años, cuando saqué el registro profesional. Somos tres hermanas en la familia, y cuando le dije a mi papá que iba a seguir sus pasos, se puso feliz, porque él fue mi gran maestro.

¿Cuál fue tu primer viaje como conductora profesional?
– A una carrera en Balcarce
. Ese mismo día traían a Buenos Aires a mi papá para internarlo, porque estaba enfermo. Yo quería acompañarlo y él me dijo que no, que hiciera el viaje y que recordara todas las cosas que me había enseñado, que pensara qué iba atrás en el camión, y que él necesitaba que yo lo reemplazara. Y así lo hice. Fue una gran lección en mi vida. Trabajé en Arrecifes como chofer de Marcos Di Palma, manejando primero un Mercedes-Benz 1633 y luego un 1634. Hace siete años me vine a vivir a Buenos Aires y al poco tiempo, me contrataron en la empresa Trans Tony SRL, donde manejé un Volkswagen “250” para el traslado de repuestos de una automotriz. Cuando entré, era la única mujer en un grupo de 60 choferes. Me cuidaban mucho, había una gran camaradería, algo que se vive en este rubro. Me preparaban la comida, me la dejaban lista para calentar cuando llegaba… y hoy sigo sin saber cocinar (risas). Aunque me fui de ahí en 2016, he mantenido ese grupo de grandes amigos.

¿Y qué hiciste después?
– En 2017 empecé a trabajar como instructora en el programa de Conducción Eficiente y Segura que Volvo Trucks & Buses Argentina
ofrece a sus clientes. Cuando me entrevistaron para el puesto, cumplí con los requisitos como todos y me sumaron al equipo, porque tenía las capacidades necesarias para ser instructora y poder transmitir mi experiencia. Es decir, no me sumaron por ser mujer. Debo destacar que, como chofer profesional, en cualquier ámbito, nunca me discriminaron por ser mujer ni se modificaron mis capacidades o el trato entre los colegas.

En la actualidad, ¿cómo es tu trabajo en capacitación de choferes de Volvo Trucks?
Junto con Sergio Nogués, mi colega y quien siempre me animó a realizar este trabajo, brindamos la parte teórica, luego la práctica y por último, generamos los informes. Esto es algo que demanda mucho tiempo y atención. La capacitación se realiza tanto en la línea saliente de Volvo como en la nueva Línea F, para que los choferes conozcan las herramientas tecnológicas y las funciones que ofrecen los camiones Volvo. La idea es que les saquen el mayor provecho a todos los sistemas de seguridad. Con Sergio ya capacitamos más de 7.000 clientes argentinos en todo el país y algunos en países limítrofes. Si bien la mayoría son choferes varones, en este tiempo y poco a poco, se han ido sumando mujeres colegas a las capacitaciones, y eso es muy importante y me alegra. Seguramente serán cada vez más con el tiempo.

En 2019 representaste a las choferes profesionales mujeres durante la inauguración del Paseo del Bajo, en la Ciudad de Buenos Aires. ¿Cómo fue esa experiencia?
– Sí, ese día trasladé en un Volvo FH Bitren de 75 toneladas al por entonces presidente de la Nación, Mauricio Macri; a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; y al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Allí Volvo mostró que es líder en tecnología y seguridad. Luego de esa experiencia, muchas mujeres me contactaron porque se sintieron identificadas. Acá es cuestión de hacer lo que uno quiere, no hay límites. Hay que aprovechar las enseñanzas y las oportunidades que se presentan y hacer las cosas bien. A cada mujer le digo: “¡Si querés ser una chofer profesional, hacelo, anímate!”

– ¿Cuántas mujeres conductoras de camiones hay en la Argentina?
Somos más de 1.000 mujeres. Personalmente, formo parte del grupo Simplemente Camioneras (por WhatsApp y Facebook), donde unas 100 conductoras nos conectamos y encontramos con colegas de todo el país, y nos ayudamos compartiendo información sobre las rutas, los puertos, lo que pasa en cuanto a nuestro trabajo, etc. Además, realizamos acciones solidarias.

– Desde el ámbito profesional y personal, ¿cuál es tu principal motivación en el día a día?
– Soy una persona responsable por mi trabajo. Así me lo enseñó mi viejo. Además, esto me apasiona porque cada día es diferente y quiero salir a la ruta. Siempre he sido muy inquieta, y estar en el camión y viajar es lo mejor.

– Hoy por hoy, ¿a quiénes les darías las gracias?
A mi viejo, porque de chiquita creyó en mí. Me dio la oportunidad de manejar un camión y siempre me decía: “¿Por qué no vas a poder hacerlo? ¡Vos podés hacer todo lo que quieras, todo lo que te propongas!” También gracias a Julia, mi mamá, que desde el primer día me acompañó preparándome la comida y la ropa para salir a los viajes, animándome y estando siempre presente, siempre a mi lado. Actualmente estoy terminando mi bachillerato, una deuda que tengo con mi vieja, y cuando reciba el título será para ella. Se lo merece. Estoy agradecida por la oportunidad de haber trabajado con Marcos Di Palma, en Trans Tony, y hoy en Volvo Trucks. Y a mi familia y amigos, que siempre están ahí y me conocen tanto, que el último “Día del Caminero” una amiga me mandó un saludo que refleja mi vida: “Los camiones pueden cambiar, pero vos, Negra, siempre vas a seguir siendo camionera de alma. Feliz Día”.

NOTAS RELACIONADAS

¿QUÉ OPINÁS? TE LEO ACÁ

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

INSTAGRAM