InicioPRUEBASContacto: Nuevo Volkswagen Fox 1.6 MSI Highline Manual

Contacto: Nuevo Volkswagen Fox 1.6 MSI Highline Manual

Nos subimos al renovado hatchback compacto de la marca alemana para descubrir hasta dónde evoluciona en diseño, mecánica, seguridad y confort, a cambio de $225.000.

prueba-vw-fox-1Desde Brasil, el Nuevo Fox llega renovado en diseño, a tono con la nueva imagen de VW.

mePor Martín Egozcue
martin.egozcue@carsmagazine.com.ar

Junto con la renovación de la Suran (ver prueba aquí), Volkswagen también lanzó en Argentina la actualización del Fox, el hatchback compacto fabricado en Brasil, del cual deriva la variante familiar producida en nuestro país. CarsMagazine.com.ar estableció un breve contacto con la versión más equipada del Nuevo Fox, denominada Highline, para conocer en detalle hasta dónde evoluciona en materia de diseño, mecánica, seguridad y confort.

La unidad que evaluamos fue una Highline Manual, cuyo precio vigente a mayo de 2015 era de $224.873. Sobre este mismo nivel de equipamiento, el Nuevo Fox también ofrece la versión con caja automatizada I-Motion, a $234.444. La oferta del modelo arranca con la variante Comfortline, en $184.221, y continúa con la Trendline, en $199.649, aunque en estos casos sin incluir las principales evoluciones que presenta la renovada línea del Fox.

prueba-vw-fox-2Además de la trompa, cambia acertadamente el sector posterior, con nuevas ópticas.

POR FUERA
Al igual que la Suran, el Fox presenta la nueva imagen visual que están adoptando todos los modelos de Volkswagen, con el Golf VII como punta de lanza. Así, el compacto de la marca alemana exhibe un frontal renovado, con nuevas ópticas dobles de máscara oscurecida y cambios en parrilla, grilla inferior, paragolpes y faros antiniebla, ahora con función de iluminación en curva y contorno cromado.

En el lateral, la principal novedad es el nuevo diseño de llantas, de serie en 16 pulgadas en la versión Highline (en Comfortline y Trendline son de 15”). Otros detalles son la moldura lateral cromada junto a la inscripción que identifica a la versión “full”, y la luz de giro incorporada en los espejos. En la unidad que probamos, los neumáticos eran Pirelli P7 en medida 195/50 R16.

prueba-vw-fox-3Con el rediseño, aumentó el largo en 5 cm (3,87 m), conservando los 2,46 m entre ejes.

Finalmente, en la parte trasera se aprecia el nuevo diseño de ópticas, que ahora invaden la tapa del baúl; el reformulado paragolpes y la flamante doble salida de escape cromada, exclusiva de esta versión. También se modificó la tapa del baúl, que ahora se abre presionando el logo de Volkswagen.

Con el rediseño, el Fox crece casi 5 cm en largo frente al modelo anterior, hasta 3,87 metros, pero mantiene la distancia entre ejes en 2,46 m, ya que los cambios no son estructurales ni de plataforma, sino que consisten en un restyling (rediseño de partes “blandas” de la carrocería). Por su parte, el ancho llega a 1,66 m y en altura acusa 1,55 metros. El Fox, precisamente, está considerado como un compacto de “techo alto”.

El Nuevo Fox propone nueve alternativas de colores: entre los sólidos, Blanco Cristal, Negro Universal y Rojo Tornado; y entre los metalizados, Plata Lunar, Plata Réflex, Plata Egipto, Gris Cuarzo, Azul Noche y Azul Agua.

prueba-vw-fox-4Los cambios se aprecian en ópticas, parilla, paragolpes, antinieblas y hasta en las llantas.

POR DENTRO
Describir la evolución del Fox puertas adentro implicaría reiterar varios de los conceptos ya vertidos en la prueba realizada sobre la Nueva Suran. A modo de resumen, se aprecia una correcta calidad general, a tono con el segmento compacto de producción regional, con una prolija y atractiva presentación en esta versión Highline.

Los cambios principales están en el volante, que adopta el nuevo diseño ya visto en el Golf VII, y en la consola central. El instrumental prácticamente no presenta variantes y como en la Suran, conserva los cuatro cuadrantes analógicos clásicos de Volkswagen, que proporcionan una completa y rápida lectura.

prueba-vw-fox-5Atrás también se modificó el paragolpes. La doble salida de escape, exclusiva del Highline.

La posición de manejo es cómoda y naturalmente elevada, y el punto óptimo se encuentra fácilmente, ya que la butaca se ajusta en altura y el volante, en altura y profundidad. Los tapizados de esta versión son de diseño específico y el asiento proporciona buena sujeción lateral. La pedalera de aluminio es un ítem diferencial del Fox frente a la Suran, y además, exclusivo del nivel Highline.

Atrás, la habitabilidad es mejor de lo imaginado para un auto de su tamaño. Además, y como también ocurre con la Suran, el asiento trasero puede desplazarse longitudinalmente para ganar espacio allí sacrificando capacidad del baúl, o viceversa. A propósito, este último conserva 270 litros de volumen estándar y una boca de carga elevada. Lo negativo es que al incorporar el 5° apoyacabeza, perdió la división 50/50 del respaldo trasero, que aportaba mayor modularidad para ampliar la capacidad de carga con al menos un pasajero viajando atrás.

prueba-vw-fox-6La calidad de terminación es correcta y la presentación, prolija. A tono con sus rivales.

AL VOLANTE
Una de las evoluciones mecánicas del Nuevo Fox, exclusiva de la versión Highline, es la modernización del motor naftero 1.6, que ahora con 16 válvulas elevó su potencia en 9 CV, hasta 110 caballos (las variantes Comfortline y Trendline conservan 8 válvulas y 101 CV).

Más allá del aumento de potencia, este motor genera reacciones más enérgicas al combinarse con una nueva caja manual de seis velocidades, que Volkswagen elaboró sobre la base de la MQ200 de 5 marchas (que por su parte continúa en las versiones de entrada y media gama). Al ganar una relación más, se aprovecha mejor el escalonamiento para una entrega más decidida en todo el régimen de giro del motor. Además, en la ruta se reduce el consumo y también mejora la insonorización.

prueba-vw-fox-7Instrumental clásico de Volkswagen, con cuatro indicadores analógicos, de fácil lectura.

Por haberse tratado de una evaluación rápida, de pocos días de duración, no fue posible realizar las habituales mediciones de performance y consumos que CarsMagazine.com.ar incluye en sus pruebas (por eso aquí apenas hablamos de un “contacto”). Pero entendemos que son referencias muy cercanas las cifras obtenidas con la Nueva Suran 1.6 MSI, de idéntica motorización y transmisión. Las diferencias con esta última son el rodado de perfil más alto (195/55 R15) y desde luego, los 33 cm adicionales de la carrocería, con mayor peso vehicular.

Aclarado aquello, el Fox debería estar cerca de los 11,6 segundos para el “0 a 100” y los 181 km/h de velocidad máxima que registramos en la Suran. Cifras que, según declara oficialmente Volkswagen, son de 10,3 segundos y 183 km/h, casualmente las mismas que la marca informa para la variante de carrocería familiar.

prueba-vw-fox-8El navegador satelital, una de las novedades del equipamiento, aunque como opcional.

A nivel consumo sí pudimos sumar varios parciales en la ciudad, con una cifra promedio de 9,3 litros/100 km. Por su parte, en autopista, circulando a 130 km/h de instrumental, la demanda fue de 7,5 litros/100 km. Como en la Suran, el Fox apenas requiere cargar combustible con un mínimo de 91 RON, por lo que puede funcionar sobradamente con nafta de Grado 2, equivalente a Súper de YPF.

Con dirección eléctrica, una novedad para toda la gama, el Fox mejora su andar en ciudad y facilita las maniobras de estacionamiento. El confort de marcha es correcto, sobre la base de un esquema de suspensión más firme que suave, como es característico de Volkswagen. En autopista, a ritmo veloz, se muestra seguro al encarar curvones amplios. Y a la hora de retomes más lentos y cerrados, lo hace sin excesivas inclinaciones de carrocería y con la seguridad que le aporta el control de estabilidad, otra de las evoluciones del nuevo modelo.

prueba-vw-fox-9La caja de sexta, una de las evoluciones mecánicas que mejora la respuesta del motor.

EQUIPAMIENTO
Como apuntamos, justamente el ESP o control de estabilidad es, a nuestro juicio, la novedad más importante de todas las que presenta el Nuevo Fox. También en materia de seguridad, incorpora control de tracción, bloqueo electrónico de diferencial, la mencionada asistencia de luz en curva desde los faros antiniebla, y asistente al arranque en pendiente. La dotación se completa con faros antiniebla traseros, cinco apoyacabezas y desde luego, los obligatorios frenos ABS y doble airbag frontal. Así, queda en deuda, al igual que Suran, con los anclajes Isofix y el quinto cinturón de tres puntos de fijación.

En materia de confort, las principales novedades son el control de velocidad crucero, el techo solar eléctrico (en el Fox es de serie en el nivel Highline) y los sensores de estacionamiento delanteros (en el modelo anterior, sólo traseros). Ya como opcionales, el Fox Highline permite incorporar navegador satelital, asociado a una pantalla táctil de 5 pulgadas, por $13.703; y tapizados de cuero, a cambio de $3.934.

prueba-vw-fox-10El renovado volante, al estilo Golf VII, es la principal novedad puertas adentro en el Fox.

CONCLUSIÓN
El Fox Highline compite en el segmento de los hatchback compactos más equipados, frente al Ford Fiesta Kinetic, Chevrolet Sonic, Peugeot 208, Citroën C3, Fiat Punto, Nissan March y Renault Sandero, entre otros.

De los mencionados, sólo el Fiesta Kinetic incluye ESP, por lo que al menos en esta versión Highline del Fox la comparación se impone ante su competidor del óvalo. A $224.873 (o bien $238.576 sumando el navegador que tenía la unidad que probamos), el Nuevo Fox Highline Manual queda a mitad de camino –en precio y en equipamiento– entre las versiones SE Plus ($211.800) y Titanium ($251.300, con siete airbags) del Fiesta Kinetic, ambas de origen mexicano.

Pero en cualquier caso, el Fox aparece fortaleciendo su posicionamiento en el segmento, como el segundo modelo en incorporar ESP al margen de las otras bienvenidas evoluciones en mecánica y confort. Más allá de las preferencias, el Nuevo Fox tiene ahora argumentos para, al menos, discutirle al Fiesta Kinetic, que por ahora sigue siendo el principal referente del segmento.

prueba-vw-fox-11Tal como ocurre en la Suran (versión familiar del Fox), la posición de manejo es elevada.

prueba-vw-fox-12El motor naftero 1.6 MSI ahora ofrece 16 válvulas y 9 CV adicionales, hasta 110 caballos.

prueba-vw-fox-13Buena habitabilidad trasera. Además, el asiento puede desplazarse longitudinalmente.

prueba-vw-fox-14Baúl pequeño, de 270 litros, que sin embargo puede ampliarse desplazando el asiento.

prueba-vw-fox-15Ahora con ESP, Fox tiene más argumentos para discutirle al Fiesta, referente del segmento.

NOTAS RELACIONADAS

2 COMENTARIOS

  1. Es un auto viejo, ya esta superado en diseño por otras marcas y tiene tecnologia vieja, durisimo de suspension solo basta compararlo con el 208 y probar ambos para darse cuenta que este Fox parece una caja de zapatos con ruedas al lado del peugeot. Todo es mejor la calidad de los plasticos el andar la respuesta del motor las puertas todo es mejor en Peugeot. El Fox, Gol, Bora son autos con carrocerias obsoletas para los standart actuales de seguridad y confort.

¿QUÉ OPINÁS? TE LEO ACÁ

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

INSTAGRAM